El progreseño
Tres alcaldías de Yoro dicen no a la minería
COMPARTIR El Progreseño  27 Jul 2013, 01:12PM

“Mientras dure mi gestión no se permitirá la explotación minera en El Negrito”, expresó enfáticamente Delvin Salgado, alcalde de este municipio. Al igual que El Negrito, Morazán y El Progreso también se han unido a la lucha contra la minería. La Corporación Municipal de la Perla del Ulúa emitió recientemente un acuerdo en el que se establece que no se darán permisos de operación a empresas que se dediquen a dicho rubro, mientras Morazán lo acordó el año anterior. “Es horrible cómo la minería a cielo abierto ha dañado los bosques y secado las fuentes de agua en la zona donde se les ha permitido trabajar, por esa razón en El Progreso no podemos permitir que eso suceda”, expresó Pompilio Tejeda, vicealcalde. Según Juan Antonio Mejía Guerra, del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ), existen alrededor de 36 solicitudes para explotación minera en el departamento de Yoro que han sido presentadas ante el Instituto Hondureño de Geología y Minas (Inhgeomin) antes Dirección Ejecutiva de Fomento a la Minería (Defomin). Mejía explica que han emprendido una lucha para que no se aprueben dichas solicitudes porque esta actividad pondría en riesgo los recursos naturales del departamento, especialmente el agua. “Afortunadamente la nueva ley de minería faculta a las comunidades a pronunciarse y decidir si dan o no su consentimiento para que una concesión minera sea aprobada en su territorio”. Indicó que no se trata de que haya oposición al desarrollo, “sino que una minería a cielo abierto destruiría las 28 fuentes de agua que existen en Mico Quemado, mientras otras serían contaminadas y nos enfrentaríamos en el futuro a una situación bastante precaria”. Acciones Representantes de unas 40 comunidades y miembros de la Corporación Municipal de El Negrito se reunieron el pasado martes con las autoridades del Inhgemoin y la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna) para expresarles su decisión de no aceptar la actividad minera en su municipio. “Los recursos pertenecen a los pobladores y por eso no estamos dispuestos a permitir que se exploten de esa manera. Para ello contamos con el apoyo de toda la ciudadanía”, expresó Salgado. Agregó que durante su gestión han recibido cuatro solicitudes, las cuales han sido denegadas. El funcionario expresó que en caso de que Inhgeomin dé el visto bueno a las empresas, la municipalidades tienen la facultad de negarles el permiso de operación. Mejía informó que entre las comunidades que resultarían más afectadas en el municipio de El Negrito figuran San José y Guanijiquil Tribu en la zona de la montaña y varias aldeas del sector Guaymas. En San José se pretende explotar 20 kilómetros cuadrados de minería que afectará a seis comunidades en la zona. Tejeda dijo que aunque lleguen solicitudes a la Municipalidad de El Progreso, la orden es que no se les dé ningún tipo de trámite. “Pedimos a los patronatos de todas las comunidades que se unan en esta lucha para defender nuestro patrimonio”, expresó Tejeda.



Sitio Movil | Sitio web